Música 8D y gafas de hilos

La música 8D nos hace sentir una red de cuerdas o resonadores girando en la cabeza. Vemos el mundo a través de esa red de proteínas o moscas volantes que flotan en el ojo y nos hacen creer que giramos con vértigo cuando en realidad ellas son las que giran. Con las gafas de hilos podemos ver esa red que la música 8D amplifica y hace girar, liberando el cuerpo de ataduras a focos viciados y a resonancias nocivas que desenfocan y enferman. Solo con unos audífonos se puede percibir este ir y venir del sonido en las 8 direcciones posibles 8D.